Una bandera para Luis Pérez Gómez

Comparte esta publicación:

Archivo

Hace 80 años, como escribí en la entrega del domingo de Juego de ojos”, nuestro paisano de 22 años Luis Pérez Gómez fue abatido por la Luftwaffe en Normandía sobre Cannes. Era el piloto del Spitfire 21-S MK-607 de la Real Fuerza Aérea Canadiense. Sus restos reposan en el pequeño cementerio anexo a la iglesia de San Protasio y San Gervasio en el pueblo de Sassi, cuya plaza lleva el nombre del aviador.

Recuperé la historia de Luis en mi documental Águila mexicana … alas canadienses que hoy, en memoria de este valeroso y ejemplar compatriota comparto con mis lectores.

Tengo la esperanza de que, con la misma decisión con que el gobierno emprendió una misión a Panamá en busca de los restos de Catarino Garza, alguien en las alturas administrativas decida organizar la muy factible empresa de rendir homenaje a este joven mexicano.

Autorizo la distribución de mi documental.

Publicaciones recientes
Juego de ojos

En construcción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore